Algunos bancos po­ten­cian sus pla­ta­formas en este país tras el cierre ma­sivo de este tipo de so­cie­dades

Las grandes fortunas españolas huyen a Luxemburgo ante el cerco fiscal a las sicav

Por en­cima de los 20 mi­llones de euros com­pensa el alza de costes por este ‘exilio’

Sicavs
Sicavs

Poco más de cuatro meses des­pués de que el Gobierno subiera las exi­gen­cias para que las sicav puedan se­guir tri­bu­tando al 1%, las grandes for­tunas es­pañolas que han echado el can­dado a este tipo de so­cie­dades ins­tru­men­tales y han apos­tado por Luxemburgo como nuevo des­tino de sus in­ver­siones fi­nan­cie­ras. En pa­ra­lelo, al­gunos bancos han re­for­zado sus pla­ta­formas en el Ducado para, entre otras co­sas, fa­ci­litar la tarea de sus clientes na­cio­na­les. El des­em­barco es­pañol en un mer­cado en el que ya se ges­tionan 6 bi­llones de euros es sen­ci­lla­mente im­pa­ra­ble.

Ante el órdago del Gobierno, quienes han liquidado sus sicav o lo van a hacer tenían varias opciones. Una, cerrar y llevar el dinero a fondos de inversión convencionales domiciliados en España o en otros países. Dos, destinar la liquidez a un ‘hedge fund’. Tres, poner en marcha un nuevo vehículo con forma de inversión especializado o de sicav en Luxemburgo. Y cuatro, transformar la sicav en una sociedad de capital riesgo. De todo este abanico de opciones, los inversores se están decantando por las que ofrece el Ducado en sus distintas formas.

“Llevábamos muchos meses analizando todas las posibilidades, y finalmente nos hemos decantado por Luxemburgo. Que nadie crea que es un chollo, porque los costes son sensiblemente más altos. Pero para patrimonios a partir de 20 millones de euros sí compensa”, señalan en una gestora que se ha llevado sus sicav a ese país porque los requisitos son pocos y porque -aseguran tajantemente- “la seguridad jurídica es total, todo lo contrario de lo que hemos sufrido en España en los últimos tiempos”.

“Para nosotros, una cartera de fondos de terceros domiciliados en Luxemburgo es la mejor alternativa, sin duda. Podemos conseguir auténticos trajes a medida con la planificación patrimonial más ortodoxa y eficiente”, señalan en un ‘family office’ de los que han dado carpetazo a sus sicav en España. Son muchos otros los que han seguido sus pasos llevando su dinero a un mercado floreciente: el patrimonio de los fondos de Luxemburgo bate trimestre a trimestre sus máximos históricos.

Más del 80%

En realidad, el proceso que se va a llevar por delante el 80% de las sicav domiciliadas en España o, lo que es lo mismo, alrededor de 20.000 millones de euros, empezó hace ya muchos meses. Sólo hace falta recordar que al cierre del primer semestre del año pasado había ya 200.000 millones de euros de patrimonio de inversores españoles en Luxemburgo sólo en las entidades que están registradas en el supervisor bursátil. Y la cifra no ha dejado de subir desde entonces apoyada por la apuesta cada vez mayor de la banca española por el Ducado.

Un posicionamiento que tampoco es nuevo -hay que recordar que CaixaBank obtuvo en 2020 la licencia para desarrollar en Luxemburgo su negocio de banca privada- pero que no deja de crecer. El caso más llamativo es el de Banco Santander, que gestionaba allí al cierre del año pasado unos 11.500 millones de euros, casi cuatro veces más que apenas tres años antes. Más de un 10% de las captaciones netas en fondos de inversión del año pasado fueron a parar a fondos domiciliados en Luxemburgo, que Santander quiere convertir en su centro de operaciones para sus estrategias globales.

También Bankinter cuenta con una filial luxemburguesa -fue el primer banco español en obtenerla, allá por 2013- desde que la que no ha dejado de ofrecer soluciones a sus clientes de alto patrimonio desde que empezó el desmontaje de las sicav. Por su parte, Banca March constituyó una filial en Luxemburgo antes de la adopción del nuevo régimen fiscal de estas sociedades en España. Por lo tanto, hay una amplia y creciente red de soluciones ‘made in Spain’ en el Ducado.

No es casualidad que estas entidades estén poniendo en marcha de forma casi coordinada fondos puente para facilitar la transición y tener a los cientos de clientes insatisfechos con un nuevo marco fiscal muy poco atractivo para los dueños de las sicav medianas y pequeñas.

“El gran problema es que este movimiento difícilmente tendrá marcha atrás. El desmontaje de las sicav en España es un drama porque destruye una parte importante de nuestra industria de gestión de activos. A cambio de nada, el gran beneficiado es Luxemburgo, que se consolida como el nuevo gran mercado de las grandes fortunas españolas, señalan fuentes financieras. Es verdad que las más grandes sicav se mantienen, pero el grueso del mercado está en pleno proceso de desmantelamiento”, señalan fuentes del sector.

Artículos relacionados