Nuevo cré­dito par­ti­ci­pa­tivo de 111 mi­llones para salvar la ae­ro­línea de la fa­milia Serratosa

El Gobierno ha comprometido más de 700 millones para rescatar el sector aéreo español

Desde 2020 ha asis­tido a Air Europa, Plus Ultra, Wamos Air… y, ahora, a Air Nostrum, además de sus­cribir una am­plia­ción en IAG

Air Nostrum
Air Nostrum

El sector aéreo es­pañol ha ab­sor­bido más de un 7% del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas creado por el Gobierno en julio de 2020. De los 10.000 mi­llones do­tados a dicho fondo, que ges­tiona la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), 640 mi­llones han te­nido como des­tino al trans­porte aé­reo. A esta cifra hay que sumar los cerca de 70 mi­llones que, en el otoño de 2020, des­tinó a sus­cribir la am­plia­ción de ca­pital de la ma­triz de Iberia, IAG, (2.750 mi­llo­nes) en la que el Estado bajó su pre­sencia del 2,7% al 2,52% ac­tual.

El último rescate de una empresa estratégica de este sector se dirige a Air Nostrum que, allá por 1994, se convirtió en el primer proyecto privado de aviación regional de nuestro país y al que la Sepi ha concedido un préstamo participativo por valor de 111 millones de euros.

Como al resto de compañías aéreas del mundo, primero el Covid, luego la crisis económica derivada de la pandemia y el añadido de la guerra ruso-ucraniana han deteriorado gravemente el balance de Air Nostrum. De hecho, durante 2020 las ventas del grupo cayeron el 40% (539 millones en 2019) mientras que el Ebitda apenas superaba los 82,25 millones para cerrar el ejercicio con unas pérdidas de 144 millones de euros que, según destaca la Sepi, habían colocado a la compañía creada por la familia Serratosa en “situación de déficit patrimonial”.

Los más de 700 millones en ayudas al sector aéreo español crecen considerablemente La cifra aumenta considerablemente si se considera también el rescate del Grupo Wamos (85 millones en total entre préstamos participativos 43,35 millones y préstamo ordinarios). El grupo turístico cabecera de agencias de viaje como Nautalia es propietario también de Wamos Air, “una de las principales aerolíneas españolas de largo radio y en cuanto a número de asientos disponibles”, según la Sepi. No obstante, la parte de la ayuda al Grupo Wamos destinado a su compañía aérea nunca se ha especificado ya que, según un portavoz de la sociedad pública, “los términos de las ayudas son confidenciales; aunque —aseguran— el Fondo da lo mínimo indispensable para garantizar la viabilidad de la empresa”.

Pero si Air Nostrum es, hasta ahora, la última aerolínea rescatada en España, Air Europa fue la primera en beneficiarse del rescate público con una ayuda de 475 millones que la Sepi le concedió en noviembre de 2020. Este primer rescate con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas se dividió entre un crédito ordinario por 235 millones de euros y un préstamo participativo de 240 millones.

La compañía de la familia Hidalgo cuya compra negocia Iberia es la segunda aerolínea española con mayor número de autorizaciones para volar a destinos internacionales. Según la propia Sepi, representa el 18% de la cifra de negocio global del conjunto de las compañías aéreas españolas”. En términos contables, los créditos participativos que la Sepi y el grupo IAG (cien millones) han concedido a Air Europa les dan el control del 68% según la última valoración de Air Europa, cifrada en 500 millones hace apenas dos meses.

En la justificación de motivos para la inyección de fondos públicos a Air Europa se destacó también su “carácter relevante en el transporte aéreo español, tanto por el volumen de pasajeros transportados, los mercados y las rutas atendidas, así como por su posición y aportación al aeropuerto de Adolfo Suarez- Madrid Barajas, 'hub' de sus vuelos intercontinentales (básicamente hacia Sudamérica y Centroamérica)”.

Junto a estas tres compañías, Plus Ultra ha sido la otra aerolínea beneficiaria de ayudas públicas ya que, en marzo del año pasado, la Sepi aportó 53 millones de euros de los que 34 millones fueron en forma de préstamos participativo y el resto, de crédito ordinario. Plus Ultra tiene hasta marzo de 2028 para amortizar la totalidad de la deuda.

Entre los motivos barajados para la concesión de los fondos públicos está el fuerte peso en el empleo de las respectivas empresas. Air Nostrum tiene a 1.400 trabajadores en plantilla y genera otros 2.100 puestos de trabajo de forma indirecta. En el momento de las ayudas, Plus Ultra contaba con 345 trabajadores directos y generaba otros 2.500 indirectos.

Motor económico valenciano

El grupo Air Nostrum está formado por Air Investment Valencia (matriz del grupo), la línea aérea (air Nostrum Líneas del Mediterráneo), Air Nostrum Engineering and Maintenance Operations, Air Nostrum Global Services, Ara Gestión de Tripulaciones y Vuelo y Air Nostrum Training Operations.

Para la concesión del préstamo participativo, la Sepi ha tenido en cuenta el hecho de que la compañía es una de las cinco mayores de la Comunidad Valenciana y “ejerce un papel muy relevante como motor económico”. Pero, además de ser considerada una empresa “vertebradora de España en mercados nicho, comunidades ultraperiféricas y rutas en Obligación de Servicio Público”, Air Nostrum juega un papel muy importante a la hora de alimentar y distribuir tráfico del Grupo Iberia en el hub de Madrid. Un factor éste que es clave en el apoyo que la Sepi presta a Iberia en sus negociaciones para adquirir Air Europa.

Según un comunicado público de la Sepi el rescate ha sido aprobado por el Consejo Gestor del Fondo a la vista del “plan de viabilidad presentado” por la empresa “así como por las perspectivas de evolución del grupo y las garantías aportadas para asegurar la devolución del apoyo financiero público temporal que va a recibir”.

Apoyo a compañías estratégicas

El Gobierno aprobó en julio de 2020 el Real Decreto-Ley de Medidas Urgentes para Apoyar la Reactivación Económica y el Empleo, que incluía la creación de un Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas. Dicho fondo depende del Ministerio de Hacienda y Función Pública y es gestionado por un Consejo Gestor a través de SEPI que es la encargada de analizar y valorar las solicitudes para lo que suele contratar asesores externos independientes, expertos jurídicos y financieros.

El dictamen de la Sepi es previo a la decisión del Consejo Gestor del Fondo que, posteriormente, debe ser aprobada por el Consejo de Ministros. Las operaciones que superen los 250 millones deben notificarse a la Comisión Europea.

El rescate a las empresas estratégicas que realizarse a través de diferentes instrumentos que van desde el crédito ordinario, al crédito participativo, la deuda convertible, suscripción de acciones o participaciones sociales.

Artículos relacionados