Sólo un país en el mundo, El Salvador, las acepta como medio de pago

El mercado de las criptomonedas se ha multiplicado por diez en un año

España es el cuarto país en Europa, con una in­ver­sión de 1.275 euros por ciu­da­dano

Gram, la criptomoneda de Telegram
Gram, la criptomoneda de Telegram

Las crip­to­mo­nedas se han con­ver­tido en ob­jeto de deseo en España. Hasta tal punto que se ha con­ver­tido en el cuarto es­tado de la Unión Europea en im­porte de tran­sac­ciones en esta mo­neda di­gi­tal, por de­trás de Alemania, Francia y Holanda. El pa­sado año, el mer­cado de este tipo de ac­tivos re­gistró un vo­lumen de tran­sac­ciones de 60.000 mi­llones de eu­ros, lo que equi­vale a 1.275 euros por ciu­da­da­nos.

La reciente debacle en los mercados de las monedas digitales ha supuesto un serio revés para este tipo de inversión en España. Hasta el año pasado, los inversores han preferido la inversión en criptomonedas que en bolsa, según un reciente estudio del Banco de España.

“El Índice de Adopción de Criptoactivos de Finder, que realiza una encuesta periódica en 27 países, estima en un 12% el porcentaje de adultos que poseen criptoactivos en España”, señala el informe de la autoridad monetaria española.

“Existe una ligera diferencia en cuanto a sexo: el porcentaje se sitúa en el 13% en el caso de los hombres y en el 10% para las mujeres, mientras que la tenencia de criptoactivos sería superior para los más jóvenes, siendo la banda de edad entre los 18 y los 24 años la que tiene el mayor porcentaje de adopción”.

El empuje de las criptodivisas en los circuitos financieros ha llevado a los diferentes países a acelerar el desarrollo y el diseño de monedas digitales. La principal ventaja de este tipo de dinero es la facilidad para controlar el uso fraudulento del mismo, tanto en actividades delictivas o simplemente en el intento de evadir el pago de impuestos. El establecimiento de estas monedas como fórmula de control por parte de los estados ha llevado a un sector de la población por lanzarse a una defensa a ultranza del dinero físico.

**Auge incontrolado""

“Durante el último año se habría producido un incremento de la negociación de criptoactivos en Europa, en la que los inversores institucionales habrían ganado protagonismo, pero sin que exista evidencia de un grado material de involucración en este segmento de las entidades bancarias”, asegura el Banco de España.

El volumen de transacciones con criptoactivos en el primer semestre de 2021 (último dato disponible) se multiplicó por diez respecto a la primera mitad de 2020. Este incremento en contratación se debió tanto al aumento de operaciones como a la revalorización de los principales criptoactivos sin respaldo, como es el caso de bitcoin.

En contra de lo que en determinados círculos se pueda sostener, casi la totalidad de las operaciones realizadas con criptodivisas son absolutamente legales. El 99% de las operaciones de las transacciones son legítimas, según el Banco de España.

En cuanto a la posibilidad de que las criptomonedas sean consideradas como medio de pago, el Banco de España señala que “las características tecnológicas y financieras asociadas a los criptoactivos pueden motivar su consideración como medio de pago legal, en distinto grado, por parte de algunos estados. Por el momento, solo El Salvador ha decidido adoptar un criptoactivo como moneda de curso legal, en este caso bitcoin, a pesar de ser un instrumento sin respaldo de activos financieros tradicionales y ajeno al control de las autoridades de ese país”.

Artículos relacionados