La di­ver­si­fi­ca­ción geo­grá­fica y una car­tera de clientes poco ex­plo­tada, las claves

La pujanza de la banca de inversión endulza las cuentas de la gran banca española

Sacan todo el pro­vecho po­sible a las ope­ra­ciones de deuda, fu­siones y ad­qui­si­ciones

Santander.
Santander.

El pa­sado mes de ju­nio, Banco Santander y BBVA fueron fi­chados para formar parte del sin­di­cato de ase­gu­ra­dores de la am­plia­ción de ca­pital de American Tower. Una ope­ra­ción de más de 2.000 mi­llones de dó­lares y muy ju­gosos in­gresos en co­mi­sio­nes. Un enorme paso de las dos en­ti­dades es­pañolas en Estados Unidos en una pri­mera mitad de año que no será re­cor­dada pre­ci­sa­mente por la ale­gría de los mer­cados de ca­pi­ta­les.

Las emisiones de acciones vía salidas a bolsa o ampliaciones de capital han dejado un saldo decepcionante en pleno aumento de la inflación y con los tipos de interés virando al alza con una brusquedad impresionante. Las cifras asustan, porque a nivel global los bancos de inversión acaban de cerrar su peor trimestre desde hace 13 años, con un desplome de las comisiones del 75% no visto desde la gran crisis financiera de la primera gran década del siglo

Pero si las entidades internacionales históricas en el negocio de banca de inversión tiritan después de un semestre muy difícil, las españolas no sólo capean el temporal, sino que presumen de beneficios récord en lo que va de 2022. ¿Cuál es el secreto? No hay que buscar explicaciones en los mercados, donde los bancos nacionales han sufrido como el resto a pesar de su participación en megaoperaciones como las de American Tower o la ampliación de abril de la francesa EDF, ahora en vía de ser nacionalizada.

Las empresas, a tope

La clave está en sacar el máximo rendimiento de la actividad de empresas, tanto en financiación -es muy importante la aportación del negocio del ‘private equity’, extraordinariamente activo en los últimos meses- como en el negocio de fusiones y adquisiciones. Es en este punto donde la gran banca española -también CaixaBank, con su potente cartera de grandes clientes institucionales nacionales que cierran operaciones dentro y fuera de España- están haciendo un negocio formidable.

“Durante mucho tiempo, los mayores bancos españoles no habían prestado toda la atención a las enormes posibilidades que tenían en banca de inversión. Dicho de otra forma, no habían explotado todo el potencial de negocio que le podía generar la relación creciente con grandes corporaciones en un proceso favorecido por su estrategia de diversificación geográfica. Ahora han encontrado un filón con mucho recorrido aún”, señalan en fuentes del sector.

Las cifras del negocio en España en el primer semestre dejan claro que Santander puede ser un líder sólido. Nadie ha conseguido más comisiones -algo más de 50 millones de euros-, poniendo por detrás a dos gigantes como JP Morgan y Bank of America-, aunque este triunvirato está a mucha distancia de sus inmediatos perseguidores. Y BBVA también ha dado un importante salto cuantitativo en el ránking nacional.

Mucho más discretamente, que no despacio, CaixaBank gana terreno a muy buena velocidad en su segmento mucho más acotado de grandes corporaciones españolas. La entidad se ha convertido ya en un competidor de primera en el negocio de préstamos sindicatos, donde tutea a los dos grandes. Ha participado en las operaciones de Cellnex, El Corte Inglés y Telefónica por un valor conjunto de cerca de 10.000 millones de euros. Ya supera en suelo español a todos los grandes bancos internacionales en este segmento.

Por lo tanto, los tres grandes bancos afrontan un segundo semestre del año que promete emociones muy fuertes con sus equipos de banca de inversión trabajando al máximo de revoluciones. Puede que los mercados de valores estén en punto muerto, pero las necesidades de financiación de las empresas y el M&A garantizan un elevado nivel de actividad. Todo hace indicar que los grandes bancos españoles seguirán ganando cuota frente a los extranjeros en un negocio en el que todavía tienen un enorme margen para seguir creciendo.

Artículos relacionados