Iberdrola: nueva línea de crédito sostenible por 2.500 millones a condiciones muy competitivas

Ignacio Galán, pte. de Iberdrola.
Ignacio Galán, pte. de Iberdrola.

Iberdrola ha sus­crito con 24 bancos de dis­tintas na­cio­na­li­dades una nueva línea de cré­dito li­gada a in­di­ca­dores de sos­te­ni­bi­lidad por valor de 2.500 mi­llones de eu­ros. El coste de esta ope­ra­ción se sitúa en mí­nimos his­tó­ricos para Iberdrola, con pre­cios si­mi­lares a los de sus úl­timas ope­ra­ciones de este tipo -en marzo de 2019 y abril de 2021- y de­muestra el apoyo a Iberdrola a pesar de la vo­la­ti­lidad ac­tual de los mer­ca­dos.

La línea suscrita tiene una duración de cinco años ampliables en otros dos y carácter multidivisa. Las condiciones obtenidas ponen de manifiesto el interés y confianza en la solvencia y estrategia del grupo. La operación contribuye a cumplir su compromiso de mantener una liquidez adecuada, que ascendía a cierre de marzo de 2022 a más de 21.000 millones de euros.

Esta nueva línea de crédito está sujeta a dos indicadores de sostenibilidad -la reducción del consumo de agua utilizada en la generación de energía y el rating asignado a Iberdrola por la agencia independiente CDP Water-, relacionados con el ámbito medioambiental. En base a su cumplimiento, el margen de la operación puede ajustarse de forma anual a la baja (si se cumplen) o al alza (si se incumplen).

Según afirma la empresa, Iberdrola quiere contribuir de forma significativa al ODS 6: Agua limpia y saneamiento. Dos mil millones de personas aún carecen de acceso a agua potable gestionada de forma segura, el 25% de la población mundial vive en países que enfrentan un estrés hídrico extremadamente alto y solo el 54% de la población mundial utiliza agua gestionada de forma segura. Al mismo tiempo, el cambio climático y la transición energética alteran los patrones de oferta y demanda de formas difíciles de predecir. De hecho, se prevé que cada grado de calentamiento global disminuya los recursos hídricos renovables en al menos un 20% para un 7% adicional de la población mundial.

La idea surge en un momento de gran conciencia medioambiental, con especial foco en la preocupación por el agua. Precisamente, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26) celebrada en Glasgow en noviembre de 2021, que reunió a 120 líderes mundiales y más de 40.000 participantes registrados, dedicó, por primera vez, un día entero a temas relacionados con el agua.

El Grupo Iberdrola tiene como objetivo emitir la mayor parte de sus instrumentos de deuda bajo un formato verde o sostenible. Hasta ahora, muchas de las líneas de crédito estaban ya enfocadas en la contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 7 y 13 de la ONU ( energía limpia y accesible y lucha contra el cambio climático), por lo que esta nueva operación está enfocada en el impacto en la gestión de agua, el fomento de la reducción del consumo de agua en la producción de electricidad y en la búsqueda un reconocimiento de los inversores en la gestión del mismo.

En la operación, BBVA ha actuado como banco agente y banco coordinador en materia de sostenibilidad.

Con el acuerdo suscrito hoy, más del 90% de las líneas de crédito de la compañía tienen carácter sostenible. La compañía ya fue pionera en este tipo de operaciones en 2018, con el cierre de la mayor operación de crédito bajo criterios de sostenibilidad a nivel mundial, por importe de 5.900 millones de euros.

La operación suscrita hoy se ajusta a los Sustainability-Linked Loan Principles de LMA (Loan Market Association) y cuenta con una SPO (Second Party Opinion) de Moody´s ESG Solutions.

Líder global en financiación sostenible

Iberdrola se ha consolidado como referente global en financiación sostenible, siendo el primer grupo mundial en emisión de bonos verdes, después de ser en 2014 la primera empresa española en abrir este mercado. En 2016, la compañía también suscribió el primer crédito verde para una energética, por importe de 500 millones de euros.

A cierre de marzo 2022 el grupo contaba ya con financiación verde o ligada a criterios de sostenibilidad por importe superior a los 41.000 millones de euros, de los que más de 16.000 millones corresponden a bonos verdes.

Artículos relacionados