BOLSA

Vidrala se opaca con los precios de la energía

Los altos costes de la energía se están con­vir­tiendo en un au­tén­tico que­bra­dero de ca­beza para Vidrala. Las di­fi­cul­tades del grupo para tras­la­darlo al precio final sin que se vea afec­tada la de­manda man­tiene los már­genes bajo pre­sión, im­pac­tando de forma di­recta en sus re­sul­tados y de re­bote a su co­ti­za­ción en Bolsa.

El problema, señalan los analistas, no se encuentra en el ritmo de ventas de la compañía, en niveles récord al seguir disfrutando del empuje de la demanda de los envases de vidrio, sino en los precios a los que está vendiendo su producción que no están recogiendo el incremento de sus costes.

De este modo, el beneficio neto del fabricante de envases de vidrio sufrió un importante desplome del 98% en el primer trimestre, hasta 0,8 millones de euros. Por el contrario, los ingresos se elevaron a 279 millones de euros, un 18,8% superiores a los del año anterior.

Un preocupante deterioro de los resultados que se podría ver confirmado en el segundo trimestre con la inflación y los costes de la energía en niveles récord. Muy pendientes de ellos, la cotización ha iniciado un tímido rebote tras hundirse hasta cerca de los 62 euros a principios de marzo.

Las dudas, sin embargo, siguen imperando en el mercado, tal y como han recogido recientemente los analistas de Citigroup. Tras conocerse los resultados del primer trimestre, la firma estadounidense ha recortado su estimación de precio objetivo en más de 27 euros para dejarlo en 70 euros por acción, apenas ligeramente por encima de su actual cotización de mercado.

Entre tanto, la compañía trata de animar a sus accionistas confirmando un dividendo complementario con cargo a las cuentas de 2021 de 0,3209 euros brutos por acción a pagar el próximo 14 de julio.

Artículos relacionados