El Gobierno Vasco quiere re­lanzar las VPO para ge­nerar ac­ti­vidad entre las pro­mo­toras

Bilbao, la única capital vasca que considera aplicar un canon a los pisos vacíos

Propuesta muy po­lé­mica para in­cen­tivar el uso de las vi­viendas des­ha­bi­tadas

Sala BBK, Bilbao
Sala BBK, Bilbao

Bilbao con­templa aplicar un canon im­po­si­tivo a aque­llas vi­viendas de la ciudad que no tienen in­qui­lino al­guno. De todo el País Vasco, es la única ca­pital de las tres que se ani­maría a ello ya que mien­tras en Vitoria-Gasteiz no lo han pen­sado por el mo­mento (y eso de que es la que tiene el mayor nú­mero de vi­viendas sin re­si­den­tes), en la ciudad do­nos­tiarra se man­tendrá por ahora el re­cargo del 100% del IBI que viene rea­li­zando a este tipo de ho­gares va­cíos.

Una medida que, en cierta parte, se acerca al decreto aprobado hace un año por parte del ejecutivo que preside Iñigo Urkullu con la mente puesta en dar salida e incentivar tanto el uso como la habitabilidad de este tipo de inmuebles. Así, dentro de esta normativa se contempla el aplicar un pago a los propietarios de pisos que estén vacíos durante más de dos años de manera continuada.

¿En qué consiste este canon?

El cano que el Ayuntamiento de Bilbao quiere aplicar sería de 10 euros por cada metro cuadrado útil de esa vivienda al año. Una cifra que se incrementaría un 10% cada año que esa casa siguiera sin ocupantes o inquilinos; hasta un máximo de tres veces el importe inicial de dicho gravamen municipal.

Este canon, en la actualidad se aplicaría a los más de 2.000 pisos vacíos que hay en la capital según datos aportados por el propio consistorio. Precisamente, los responsables del gobierno local confirman que esta medida no nacería con un afán recaudatorio, sino con la idea de dar salida a esas viviendas vacías. Con todo, el dinero recaudado se destinaría a otras acciones en el marco del departamento de vivienda como han confirmado.

San Sebastián ya aplica un gravamen similar, dentro del Impuesto de Bienes Inmuebles, y ha logrado recaudar más de 700.000 euros a través de este impuesto que se aplicó a las más de mil casas sin ocupantes que hay en la capital guipuzcoana. Un montante que esperan multiplicar a finales de este 2022.

Eso sí, es de recibo apuntar que este impuesto local no se destina a todas las viviendas vacías por igual que haya en Bilbao. Estarán exentos de pagar este canon aquellos propietarios que justifiquen esa desocupación; esto es, segundas residencias, si se ha producido un traslado temporal a otra vivienda por motivos de trabajo, salud o emergencia social, o bien ese inmueble esté puesto a la venta o al alquiler desde hace tres meses como mínimo.

Incentivar la construcción de VPO

Si hace un año el Gobierno aprobó un decreto para apostar por el uso de viviendas vacías, otra de las líneas prioritarias de su departamento de vivienda tiene que ver con las viviendas de protección oficial. Así pues, el ejecutivo autonómico pretende elevar los precios de venta de las VPO para, de esta forma, atraer nuevas inversiones por parte de las constructoras y que levanten también este tipo de inmuebles y no solo de vivienda libre.

Actualmente, a la vivienda nueva le cuesta remontar dentro del mercado inmobiliario sobre todo debido a la crisis de precios y de suministros. En el caso de las viviendas de protección pública, su presencia en el mercado se mantiene sin variaciones desde 2007 (ya que las constructoras apuestan por los pisos libres). Por ello, desde el Gobierno Vasco y para atraer a esos promotores privados quiere ajustar el precio de venta de estas casas a los costes reales.

Concretamente, el incremento que se aplica se sitúa entre el 11,90 % y el 13,95% dependiendo en cada caso de los movimientos del mercado inmobiliario en cada municipio donde se encuentre esa VPO, así como de la subida de los costes de edificación y el nivel de renta de los futuros propietarios inscritos como demandantes de vivienda en el departamento de Etxebide.

Artículos relacionados