Pekín anuncia una in­yec­ción de 30.000 mi­llones de euros para el sector re­si­den­cial

La sequía pone contra las cuerdas a China

Los re­cortes afec­tarán a la pro­duc­ción de li­tio, alu­mi­nio, pa­neles so­lares y arroz

China
China

La si­tua­ción eco­nó­mica de China se está con­vir­tiendo en una au­tén­tica pe­sa­dilla para Pekín y ha for­zado al banco cen­tral de ese país a llevar a cabo una ba­jada de los tipos de in­te­rés, con el ob­je­tivo de es­ti­mular la ac­ti­vi­dad, ante la im­po­si­bi­lidad de cum­plir las ex­pec­ta­tivas de cre­ci­miento para este año. La se­quía que está pro­du­ciendo es­tragos en Europa tam­bién se está de­jando sentir en el país asiá­tico, obli­gando a cortes de su­mi­nistro eléc­trico a plantas in­dus­tria­les.

La situación climática ha provocado una reducción de la generación de energía hidroeléctrica en un momento en que existe una alta demanda de esta para combatir el calor. La provincia de Sichuan ha establecido racionamientos de energía. Un análisis del banco de inversión Morgan Stanley ha advertido sobre el peligroso escenario que se abre con la peor sequía en 60 años en una zona estratégica en la fabricación de semiconductores y paneles solares.

El racionamiento energético constituye un mazazo no sólo para el suministro de arroz, sino también para la producción de aluminio y los materiales para baterías, según Morgan Stanley.

Sichuan produce la quinta parte del litio que fabrica China y el banco de inversión asegura que el recorte de energía podría suponer el 5% de la producción mensual china de productos de litio, aunque el impacto podría ser mayor en el hidróxido de litio y en el denominado cátodo LFP, que se usa en las baterías, publica el diario digital ZeroHedge.

El litio constituye el elemento fundamental para la fabricación de baterías para coches eléctricos, por lo que la coyuntura en Sichuan va a complicar aún más esta situación. El litio ha registrado un subidón de precios en el último año, lo que va a ser una complicación para la fabricación de baterías. Según los datos de Trading Economics, el carbonato de litio, fundamental para la producción de las baterías utilizadas en los vehículos eléctricos, ha registrado un aumento meteórico de precios en el último año, desde los 100.000 yuanes por tonelada de hace un año, hasta los 450.000 yuanes por tonelada desde febrero.

En el caso del aluminio, las restricciones han provocado una reducción de la capacidad de 360.000 toneladas, que suponen el 1,5% de la producción china. En cuanto a los paneles solares, el 15% del polisilicio proviene de Sichuan, por lo que el suministro se va a reducir. Por lo que se refiere al arroz, existen en estos momentos seis áreas con sequía en China, que suponen casi la mitad de la producción de arroz china.

Salvamento

Pero la sequía que sufre esta región cuna de la fabricación de semiconductores no es la única vía de agua que tiene en estos momentos la economía china. El sector inmobiliario está sufriendo desde hace varios meses no sólo la quiebra del gigante Evergrande, sino también la del sector residencial. En su última muestra de apoyo para su asediado sector inmobiliario, Pekín ha anunciado que va a ofrecer 200.000 millones de yuanes (unos 30.000 millones de euros) en "préstamos especiales" para garantizar que los proyectos de vivienda estancados lleguen a los compradores.

“Consideramos que la introducción de fondos de rescate por parte del gobierno central es el primer acontecimiento significativamente positivo en las últimas cinco o seis semanas”, aseguraron Jizhou Dong y Stella Guo, analistas de Nomura Holdings.

Zona de los archivos adjuntos

Artículos relacionados