La baja ocu­pa­ción pro­voca un ex­ceso de es­pacio en el mer­cado in­mo­bi­liario

Solo una cuarta parte de los teletrabajadores de la pandemia ha vuelto a la oficina

El sector ban­cario re­gistra la mayor asis­tencia al puesto de tra­bajo

Teletrabajo.
Teletrabajo.

La pan­demia del co­ro­na­virus ha ace­le­rado la im­plan­ta­ción del te­le­tra­bajo en todo el mundo. A pesar de los es­fuerzos para el re­greso de los em­pleados a las ofi­ci­nas, la asis­tencia a los puestos de tra­bajo sólo al­canza el 26% en el mundo, según una en­cuesta de la con­sul­tora Advances Workplace Associates. El sector ban­cario es el que re­gistra la mayor asis­tencia a las ofi­ci­nas, con el 47%, mien­tras en los de lo­gís­tica y tec­no­logía apenas se al­canza el 15%.

. Las sucesivas olas de la pandemia han ido retrasando la reincorporación de los trabajadores a sus puestos, mientras en muchas actividades crecía el sentimiento de que desde sus hogares, los trabajadores pueden ser incluso más eficientes que en oficina.

Encuestas publicadas a finales del 2020, señalaban que los trabajadores echaban en falta el ambiente de oficina y la interacción con los compañeros. Algo que esta encuesta desmitifica por completo. El trabajo se ha realizado en 13 países, 13 sectores, 28 organizaciones y 79 oficinas, que suponen una muestra de 77.410 empleados.

“Las oficinas en la mayoría de los sectores están subocupadas, lo que, si continúa esta tendencia, resultará en exceso de espacio que se está reutilizando o subarrendando. Creemos que esto tendrá un profundo impacto en el mercado inmobiliario, que actualmente no está siendo reconocido por la industria”, advierte Advanced Workplace Associates en su informe sobre el Indice de Trabajo Híbrido publicado el mes pasado.

En busca del modelo

Los gigantes de la tecnología han tratado de contrarrestar el deseo de sus empleados de realizar sus actividades en remoto o en un esquema híbrido (teletrabajo y oficina). Los resultados de esta estrategia dicen muy poco acerca del regreso a la oficina. Amazon ha propuesto que los equipos individuales decidan sobre esta cuestión, mientras que Google ha ofrecido tres días en oficina y dos en casa. Facebook, a su vez, se ha decantado porque los trabajadores desempeñen sus actividades desde casa, si su trabajo lo permite.

Apple ha establecido el trabajo desde la oficina los lunes, martes y jueves. Por su parte, Twitter y Spotify han decidido permitir el trabajo remoto de forma indefinida. Netflix, en cambio, exige a sus trabajadores la presencia en oficina.

La encuesta de Advanced Workplace Associates pone de manifiesto que los sectores de la salud y la energía se encuentran entre los de mayor asistencia a la oficina, con el 43% y el 41%, respectivamente. El sector de los medios de comunicación sólo registra un 28% de asistencia, el de ingeniería el 24% y el de seguros el 23%.

El teletrabajo, en muchas ocasiones, "provoca un nivel de estrés y ansiedad que puede derivar en depresión y en una aversión” a este modelo de actividad, aseguraba Aleteia hace unos meses, y que esgrimía como una de las principales razones que “en ocasiones como en la crisis sanitaria actual, no hemos elegido nosotros ese modelo laboral que provoca aislamiento”.

El trabajo desde casa arroja en la mayoría de los casos una mayor productividad, supone un ahorro de costes para todas las partes en la relación laboral y una eficiencia en tiempos de desplazamiento que, para los empleados que puede resultar muy sustancial.

Artículos relacionados